¿Cómo se toca la zanfona galega?

Uno de los instrumentos más arraigados de la música tradicional gallega es, como ya te contamos hace unos meses, la zanfona galega. Y, ¡no es para menos! dado el original sonido que se genera al tocarla.

Esta música surge de la frotación de una rueda de madera (actualmente las hay también de cerámica), cubierta de resina (facilita la frotación y la generación de un mejor sonido), que gira gracias a la acción de una manivela o manubrio. Parece complicado de entender y, por eso, hoy en A Píntega Marela, te contamos en detalle cómo se toca la zanfona galega.

¿A qué se debe que el sonido de la zanfona galega sea tan particular?

En el interior de la caja de resonancia de este instrumento se introduce, parcialmente, la rueda mencionada en el párrafo anterior. Dicha rueda gira gracias a una manivela, unida a un eje, que la atraviesa justo por el centro. De esta manera, la rueda frota una serie de cuerdas, que vibran y, así, emiten el sonido.

La gran cantidad de matices de las melodías surgidas de una zanfona galega tiene que ver con la existencia de dos tipos de cuerdas, las que emiten una sola nota (suelen ser más graves y actúan como bordones) y las llamadas cantantes.

De estas últimas cuerdas, se pueden obtener melodías. ¿Cómo? Sencillo, basta con acortar su longitud mediante la presión de las teclas que, a su vez, mueven unas pequeñas piezas llamadas espadillas, que son las que presionan las cuerdas cantantes.

Según el modelo de zanfona galega, el número de espadillas puede situarse en hasta sesenta y nueve. Colocadas en dos o tres hileras, en una se sitúan las notas de una escala natural y, en la otra, las de las alteraciones. Esto da como resultado que se puedan tocar dos octavas completas por lo general.  

Importante, ¿dónde se fijan las cuerdas de la zanfona galega?

Parte esencial de este instrumento, las cuerdas se fijan mediante un clavijero y pasando por la caja del teclado reposan sobre un puente situado muy cerca de la rueda. Esto provoca que tenga la distancia justa para pasar rozando la rueda A su vez hay que destacar que las cuerdas llevan un pequeño trozo de algodón o lana con cuya función es ayudar a la vibración de las cuerdas.

Las cuerdas cantantes de la zanfona galega suelen estar afinadas en Sol, Do y Sol agudo. En cuanto a las que funcionan como bordones, lo están en Do grave y, también, en Sol grave.

Cómo debes ponerte para tocar la zanfona galega

En la mayoría de los casos, para tocar la zanfona galega tienes que estar sentado. Por tanto, nuestra explicación va en esa línea.

Debido a ello, la postura es muy similar a la que adoptas cuando tocas una guitarra española: todo el instrumento debe recaer sobre tu brazo izquierdo, mientras que, del derecho, la mano es la encargada de mover la manivela.

Eso sí, esto no se queda aquí, puesto que, para que puedas interpretar melodías, la mano izquierda tendrá que tocar las teclas de la zanfona galega, cuya función es cambiar el tono.

Como has podido ver, existe todo un mundo en el interior y exterior de la zanfona galega, esencial para crear bailables melodías. En A Píntega Marela, damos clases de este importante instrumento de la cultura y tradición gallega. Por tanto, ¿a qué esperas para hacer “turismo” por todos sus entresijos y conseguir manejarte a la perfección por toda ella?

2 comentarios en “¿Cómo se toca la zanfona galega?”

  1. Tengo una zanfoña que me hizo en galicia. Creo que suena excesivamente fuerte. Me cuesta mucho poner el algodón y dar la resina. Me suena muchas veces como si tuviera carraspera. No se que cuerdas poner

Deja un comentario

error: Content is protected !!