Bouzouki o guitarra folk, ¿qué te aporta cada instrumento

Como sabes, la música de tradición celta no sólo se caracteriza por el sonido de las gaitas o las percusiones, sino también por instrumentos de cuerda. En este sentido, la familia de cuerdas folk es bastante reconocible gracias a las elegantes formas de los famosos laúdes, mandolinas o guitarras.

Resulta muy común encontrar a gente que toque la guitarra o algún instrumento de cuerda eléctrico, pero ¿a cuánta gente conoces que toque el bouzouki (también llamado buzuki) o la guitarra folk? En nuestra escuela puedes aprender a tocar todos estos instrumentos que te descubrirán todo un nuevo universo musical. ¡Te contamos en qué consiste cada uno!

El bouzouki, el toque más original de las cuerdas folk

En general, cuando se mencionan las palabras “cuerdas folk”, la mandolina es la más conocida porque su nombre es fácil de recordar, está vinculada con diferentes culturas (italiana, irlandesa, brasileña…) y cuenta con un sonido que, más o menos, todos sabemos cómo es.

En cambio, al oír bouzouki es muy posible que te quedes tal cual o que pienses “¿cómo suena este instrumento”? Pues bien, lo que seguro que no sabes es que el buzuki (también se llama así) está mucho más presente en la música de lo que crees.

Y, ¿cómo lo puedes identificar? La respuesta es muy simple y a la vez apasionante: atreviéndote a marcar la diferencia. De hecho, sin duda alguna, elegir tocar el bouzouki es ganar puntos de originalidad, puesto que tendrás entre tus manos un instrumento con forma de pera, muy importante en la música tradicional irlandesa y muy parecido al laúd árabe. ¡Te sentirás súper multicultural!

Además, si sentirlo en tus manos ya es impresionante, al aprender, paso a paso, cómo dominar este instrumento, te sentirás transportado a una realidad paralela donde armonía y mundo antiguo se funden a las mil maravillas.

De cuerda pulsada, al igual que la guitarra tradicional, posee trastes y clavijas para afinarlo, pero su peculiaridad no se encuentra solo en su forma, sino en que las cuerdas folk del bouzouki están ordenadas por pares, ¡lo que acentúa su apariencia ancestral!

La guitarra folk, una mini-acústica de primera

¿Nunca te has preguntado por qué la guitarra de Ed Sheeran es tan pequeña? No es porque sea bajito (que también XD), sino porque toca una guitarra folk o también llamada “parlor”. Este tipo de guitarras es, en apariencia, muy similar al de las guitarras acústicas. De hecho son de la misma familia, por lo que puede decirse que guitarra folk es la sobrina de la acústica.

Las guitarras acústicas se diferencian de la clásica en las cuerdas, ya que las primeras las tienen metálicas y las segundas, de nailon. Además, en la caja de resonancia, las guitarras clásicas cuentan con unas cajas de resonancia pequeñas, mientras que la de las acústicas son más anchas.

En cuanto al sonido que producen las cuerdas folk de la guitarra homónima (uno de sus grandes atractivos), aunque es cierto que resulta similar al de la guitarra acústica, muestra la particularidad de que es el perfecto para tocar piezas musicales de sustrato celta.

Una de las razones de ello es que la afinación es diferente a la estándar. De esta forma, la guitarra folk se adapta al resto de instrumentos, como la gaita o el tin whistle, creando así los armónicos asociados al mundo celta.

Así que ya sabes, si eres un amante de las cuerdas folk y, en general, de la llamada música celta, ¡únete a A Píntega Marela para descubrir todo lo que eres capaz de hacer y ampliar tus conocimientos sobre la música tradicional gallega!

Además de aprender y divertirte, si quieres conocer a más personas con tus mismos intereses y formar parte de nuestra comunidad gallega, apúntate a nuestras actividades y síguenos en nuestras redes sociales para estar al día de todo lo que te podemos ofrecer.

Deja un comentario

error: Content is protected !!