Toca el bouzouki y fusiona la música griega con la celta en cada compás

El buzuki o bouzouki, en inglés, es un instrumento de cuerda pulsada que pertenece a la familia de los laúdes de mástil largo. Su cuerpo tiene forma de pera y se le suele confundir con la mandolina debido a su gran parecido. Eso sí, con unas pocas clases de bouzouki en Madrid en nuestra escuela, descubrirás que son diferentes y que, además, el buzuki te envolverá en un fascinante nuevo universo.

Este instrumento es mundialmente famoso como símbolo de la música folclórica griega, pero, además, ¡sorpresa!, también es muy importante en la música tradicional irlandesa. Respecto a esto último, seguro que te estás preguntando qué tiene que ver música tradicional irlandesa con la celta. Mucho porque los bouzoukis fueron introducidos en la música tradicional de Irlanda durante la década de los años sesenta del siglo XX, el momento en el que se produce el nacimiento de la música celta como etiqueta comercial.

Grecia, el país del que procede el bouzouki

Para descubrir el origen del bouzouki hay que remontarse a la Antigua Grecia, donde se tocaba el panduris. Su evolución en la época bizantina dio lugar al tambouras, idéntico al tanbur turco de la actualidad. Tras la guerra en Asia Menor, durante el siglo XX, muchos turcos llegaron a Grecia llevando consigo su música tradicional, caracterizada por usar el laúd árabe. Al final, el laúd árabe pasó a ser el bouzouki, fusionándose estas dos culturas musicales, la griega y la árabe, en una sola.

Aunque hoy en día existen tres tipos de bouzoukis, tricordostetracordos e irlandeses, los tricordos, compuestos de tres pares de cuerdas con trastes fijos, son los primeros bouzoukis y los más populares en la cultura griega.

Quizás pienses que nunca has oído la música de un bouzouki tricordo o un bouzouki, en general, pero si alguna vez has visto la célebre película Zorba el griego (1964), habrás escuchado este peculiar instrumento en la famosa escena donde bailan el sirtaki.

Descubre el vínculo celta al estudiar bouzouki en Madrid

Como hemos dicho al comienzo, el bouzouki se introdujo en la cultura musical irlandesa en los años 60. Los responsables de aquello fueron Johnny Moynihan (cantante de folk irlandés) y Andy Irvine (músico folk irlandés de origen británico). Más tarde, el bouzouki irlandés comenzó a coger forma y se transformó en el instrumento que conocemos hoy en día.

El bouzouki irlandés tiene la caja plana o ligeramente arqueada por la parte trasera, como una mandolina irlandesa, en lugar de abovedada como el bouzouki griego y, además, se afina en Sol-Re-La-Re, Sol-Re-La-Mi (o incluso La-Re-La-Re) una octava por debajo de la mandolina. Por tanto, no guarda relación con el bouzouki griego, sino con la familia de la mandolina, aunque se diferencia de esta en que tiene un mástil más largo y una afinación propia.

El máximo representante del buzuki irlandés en la actualidad es Dónal Lunny (virtuoso irlandés de, entre otros, el bouzuki y el bodhrán), que también creó la versión eléctrica del instrumento, conocido como e-zuk.

Como has podido ver, el bouzouki es un instrumento lleno de historia que fusiona diferentes culturas, por lo que al apuntarte a las clases de bouzuki en Madrid de A Píntega Marela viajarás con tus dedos por los diferentes rincones del mundo donde el buzuki es o ha sido importante. Así que, ya lo sabes, aprender a tocar el bouzouki en Madrid, ¡es posible!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

error: Content is protected !!