Palletas de la gaita, ¡te enseñamos a fabricarlas tú mismo! (Parte I)

¡Cómo está la vida últimamente!, ¿eh? Cara, mal, fatal, es todo un agujero negro sin esperanza… ¡ahhh! Bueno, bueno, ¡tranquilidad! siempre hay esperanza. En serio, cada día puede venirte un rayo de luz en forma de algo que no esperabas, pero que te hará bien. Esto es, precisamente, lo que te traemos hoy en el blog A Píntega Marela, un remedio para que disfrutar de la música no te exija recortar de otras cosas que también te gustan.

Seamos sinceros, muchos instrumentos son carillos y su mantenimiento, también. Y, claro, te deprimes. Pues tenemos el remedio, ¡hazlo tú mismo! No, no nos referimos a que te construyas tu instrumento, sino a que aprendas a fabricar diferentes piezas, como, en este caso, las palletas de la gaita. Lo hacemos a través del blog, pero lo hemos concebido como todo un curso de ¡construcción de palletas al más puro estilo DIY!

¿Qué son las palletas de la gaita?

Son, sin duda, uno de los elementos más delicados de cualquier gaita gallega. Son 2 láminas de caña atadas sobre un tubo metálico (tudel) y son las que permiten que se produzca el sonido origen del punteiro.

Las palletas pueden ser de 2 tipos:

  • De caña. Estas son las tradicionales, 2 láminas de caña sobre el tudel. La caña empleada para las palletas de la gaita gallega es la misma que la empleada en la fabricación de fagots y oboes, la Caña Común (Arundo Donax). Para que las palletas sean de una calidad exquisita, la caña se debe cortar durante una noche de enero con luna menguante y curarse entre 1 y 2 años.
  • Sintéticas. Son de plástico y, de manera similar a lo ocurrido con el Tin whistle, el sonido resultante es muy satisfactorio.

Como decíamos, las palletas son muy delicadas y eso significa que, cada poco tiempo, se estropean debido a la zona en la que están situadas. Por ejemplo, es habitual que las palletas se deterioren con las siguientes situaciones cotidianas, que, por inexperiencia o prisas, todo gaitero lleva a cabo, al menos, una vez en su vida:

  • Al extraer el punteiro de la buxa
  • Al coger el punteiro por la campana
  • Al comprobar por qué los pallones (producen el sonido origen del ronco, ronqueta y chión) se paran o por qué, directamente, las palletas no suenan
  • Al tener la gaita sin utilizar durante meses o años, sobre todo, si el lugar donde se guarda está en un clima seco.

En resumen, sí, tienes muchas papeletas para, de una forma u otra, estropear las palletas de tu gaita. Para que no te gastes un pastón en reparaciones, en el siguiente apartado te contamos cómo aprender a ¡fabricarlas por ti mismo!

Curso de construcción de palletas online, primeros pasos

Las palletas sintéticas están bien, pero, como ocurre con el chocolate sin azúcar, no son lo mismo que las de caña. Llamadnos antiguos, pero puestos a escoger, somos pro-caña, en cuanto a palletas se refiere.

Así que nada, a fabricar ¡palletas de caña común! Ya que nos ponemos, ¡nos lanzamos a la piscina con todo! ¡A lo loco! Así que, hasta dentro de 2 años, ¿no? No, que estamos en el siglo XXI, también existen los tubos de caña de calidad ya curada, que puedes adquirir en cualquier casa especializada en cañas para instrumentos musicales.

Capítulo 1: preparación de las cañas paso a paso

1. Coge un canuto de caña de 25 a 27 milímetros de diámetro y córtalo de arriba a abajo. ¿Cómo? En tiras de un ancho en torno a los 12 milímetros. Todas las fotos que verás a partir de ahora proceden del Método para Construcción de Palletas e Pallóns de Antón Carral, Ramón Casal y Carlos Corral.

Curso construcción de palletas madrid

2. Una vez tengas las tiras, habrá llegado el momento de quitar, con ayuda de una navaja, lo que es el corazón de las mismas, es decir, el interior. ¿Cuándo sabrás que has “extirpado” todo lo que te sobra? Muy fácil, cuando tus tiras se asemejen a la imagen de aquí debajo.

Curso construcción de palletas madrid

3. Ayudándote con un taco preparado por ti, según el dibujo en el que colocarás tiras de lija del nº6 sujetas con grapas, tendrás que ir frotando la tira de caña, de forma que los bordes queden casi cortantes hasta darle el ancho deseado, conforme a la afinación e intentando, al mismo tiempo, poner la tira de caña derecha.

Curso construcción de palletas madrid

4. A continuación, te tocará colocar y cambiar las lijas de los números 6, 00 y 240 en la parte curva del taco. Por ellas, irás pasando las cañas hasta darles la curvatura precisa y un pulido perfecto. Para empezar, tomarás la lija del nº 6, en la que tendrás que frotar la caña a lo largo (sin excederte, eso sí). Después, continuarás con las lijas de los nº 00 y 240. Consejo que te damos: cambia de lija a medida que la caña coja la curvatura precisa y los bordes sean cortantes. De esta manera y con todo lo expresado en este cuarto paso, para estar 100% seguro de que tienes la caña ya lista para el quinto, lo que te recomendamos es ponerla a contraluz. Si ves claridad en los bordes, ¡felicidades!, puedes pasar al siguiente paso.

Curso construcción de palletas madrid

5. Este momento es más bien un inciso y una vuelta al paso 2. La forma tradicional de preparar la caña para las palletas es usar, de forma exclusiva, una navaja curva que cortara muy bien. El problema de esto es que exige un gran dominio de la misma, ya que, de lo contrario, perderías mucha caña y correrías el riesgo de cortarte. Normalmente, la vida no te ha dado la oportunidad o necesidad de ser un máquina de la navaja, ¿verdad? Como que hay cosas más interesantes que hacer y, por eso, existe otra forma, más rápida además, para rebajar la caña. Ella es adaptando a un taladro de mesa rodillos de madera en los que tendrás que pegar las tiras de lija correspondientes. Lo malo de este “método urbano” es que es más complicado y caro. “Entonces, ¿a qué estáis jugando, A Píntega Marela?” os preguntaréis con razón. Jugamos a mostrarte las opciones y a aconsejarte que te hagas íntimo de un buen navajero.

Curso construcción de palletas madrid

6. Cuando la caña ya tenga la curvatura y el ancho correspondientes, tendrás que cortarla a lo largo. Deberás hacerlo según la afinación y sirviéndote de la navaja (amigo navajero) como eje cortante. Así, doblarás la caña sobre sí misma cuidando de no cortar las fibras, pues se separarían las dos palas.

Curso construcción de palletas madrid

7.Las juntarás con celo de 12 milímetros de ancho por la parte que siguen juntas para facilitar los trabajos siguientes.

Curso construcción de palletas Madrid

8. Tomando como referencia el celo, iniciarás un poco de rebaje con la navaja para darle la conicidad a la caña. Ayudándote de la lija del nº 00, colocada en el taco, le darás la conicidad adecuada.

9. Finalmente, rebajarás el extremo estrecho de las palas, también en la lija, para conseguir, después, un mejor asentamiento del hilo y una mejor conicidad de las cañas al envolver las cañas en el tudel. Seguidamente, llega el momento de meter las palas en agua fría, unas tres o cuatro horas, con el fin de facilitar el atado. Así, conseguirás un mejor doblado de las cañas y que queden mucho más duras al secar.

Curso construcción de palletas Madrid

¡Madre mía cuánta información! Necesitas un respiro, ¿verdad? Desde luego, esto está siendo too much. Próximamente, tendrás en nuestro blog el siguiente capítulo de la apasionante serie “Cursos de construcción de palletas online”.

Mientras llega un nuevo capítulo de este auténtico manual de construcción de palletas, te recordamos que puedes apuntarte a clases de gaita de A Píntega Marela y convertirte así ¡en alumno aventajado del curso!

Deja un comentario

error: Content is protected !!