Conoce el Tin whistle, pieza clave de la música celta

¡Justicia para la flauta! ¡Ya está bien de desmerecerla! ¿Qué pasa? ¿Por qué se estudia la flauta cuando somos niños y, después, se abandona como si fuera un instrumento inferior? Para nada lo es, de hecho es tan importante como cualquier otro. Este es el motivo por el que en A Píntega Marela damos clases de Tin whistle, una tipo de flauta de pico muy usada en Irlanda que, a veces, se confunde con la llamada flauta irlandesa.

¿Por qué irlandesa? Muy sencillo, nuestra escuela se centra en la música de tradición celta, por lo que, ¿de qué mejor manera podemos reivindicar este instrumento que con el Tin whistle, pieza clave de la música celta en este país europeo?

¿Qué es, exactamente, un Tin whistle?

Penny whistle, Irish whislte, whistle, Flageolet inglés o de estaño, silbato escocés o irlandés, feadóg… son algunos de los otros nombres con los que es conocido el instrumento irlandés Tin whistle.

Perteneciente a la familia de los instrumentos de viento, es una pequeña flauta con 6 agujeros y un silbato, generalmente, de plástico. Como decíamos al comienzo, presenta un aspecto similar al de la flauta de pico (tubo alargado y fino), aunque se asemeja mucho más a un silbato (de ahí esos nombres del párrafo anterior). Las personas que tocan el Tin whistle son conocidos como whistlers (algo así como silbadores).

El sistema de digitación del Tin whistle es muy similar al de la flauta irlandesa. Produce una escala diatónica con los 6 agujeros y es similar al que también se emplea o empleaba en las flautas barrocas y en otras de tipo popular.

En la actualidad, se construyen en muchas tonalidades. La más extendida es la de Re, aunque, desde hace unas décadas, se usa también una variante más grave llamada low whistle. La tonalidad de esta es, generalmente, de RE grave.

La historia detrás del Tin whistle

Aunque la flauta conocida como tin whistle es posible que existiera antes (se menciona a silbadores en las Leyes Brehon del siglo VII), los primeros vestigios de este instrumento de viento datan del siglo XII.

A partir del siglo XVI, debido a que lo que hoy conocemos como Tin Whistle era tocado, sobre todo, por mendigos, se popularizó la denominación Penny Whistle, silbato de un penique, la cantidad que pedían de limosna al tocar el instrumento.

Desde 1825, el nombre más común para referirse al Tin whistle es, precisamente, este mismo, puesto que ya empezaron a fabricarse de tin, estaño en español. Paradójicamente, la mayoría no procedían de Irlanda sino de Manchester, de la fábrica de Robert Clarke (desde 1843). Esto no es de extrañar, puesto que Irlanda formó parte del Reino Unido hasta 1922.

El Meg fue el primer Tin whistle fabricado por Robert Clarke, comercializado en la tonalidad de La. Posteriormente, se le añadieron elementos para que fuera apropiado para la música de salón de la época victoriana.

Además del Tin whistle de Clarke, durante el siglo XIX, existieron los fabricados en latón y plomo por Joseph Wallis y Barnett Samuel. Lo malo de estos últimos es que el plomo es tóxico, por lo que han sido relegados a piezas de museo.

En la actualidad, el Tin whistle se fabrica de plástico, un material mucho más higiénico y que no perjudica, en absoluto, el sonido del silbato de estaño de toda la vida. También se siguen fabricando de latón aunque hay fabricantes que usan otros materiales como el aluminio o la madera de boj o granadillo, lo que provoca que estos suenen con diferentes matices.

¿Qué te ha parecido todo lo que tiene que ver con el Tin whistle? Sería genial tocarlo, ¿verdad? Pues en A Píntega Marela te animamos a que lo hagas con nosotros y descubras que los instrumentos que se parecen a la flauta ¡son lo más!

4 comentarios en “Conoce el Tin whistle, pieza clave de la música celta”

Deja un comentario

error: Content is protected !!