Irish fiddle, el violín para transportarte al universo celta

El otoño es tiempo de lluvias, de caída de hojas, de aparición de musgo, de nieblas, de verdor encantador y melancólico… Dicho de otro modo, la antesala del invierno crea un escenario muy similar al de los paisajes de las naciones celtas. Si tuviéramos que ponerle banda sonora a ese espacio lleno de verdor, además de melodías de gaitas, recurriríamos a la bella música procedente del Irish fiddle o violín folk.

Este instrumento es uno de los más representativos de la música tradicional de sustrato celta, tanto para melodías sosegadas como para las más bailables. De hecho, con estas últimas, además de que cada compás hará más verde tu corazón ¡no podrás dejar de bailar!

¿Qué es un Irish fiddle?

Como te comentamos hace unos meses, el Irish fiddle, también conocido como violín irlandés, es un instrumento de cuerda frotada, prácticamente igual que un violín al uso, que se utiliza en la música tradicional celta.

La principal diferencia entre un tipo y otro se encuentra en el mástil, que en el caso de violín irlandés es más plano. Como resultado, en el Irish fiddle resulta más fácil tocar varias cuerdas a la vez.

Vinculado con lo anterior, lo más representativo de este instrumento es la forma en la que se toca. El Irish fiddle, frente a la pulcritud y precisión atribuida a los intérpretes de violín clásico, se toca con más libertad y de una manera más desenfadada.

Esta forma es ideal para la música folk de sustrato celta y, por ello, las melodías que genera presentan distintas ornamentaciones (florituras musicales que no son esenciales y acompañan a la melodía), que las embellecen notablemente. También, con el Irish fiddle es común el uso de slurs (símbolos musicales que indican que las notas deben tocarse seguidas y ligadas en un solo golpe de arco).

Todos estos recursos musicales, típicos de la música tradicional irlandesa, son muy accesibles desde un Irish fiddle, lo que explica el uso contemporáneo que se le sigue dando a este instrumento, ya que, más allá de la teoría musical o la descripción de la música, los sonidos que este instrumento genera son distintos a los de cualquier otro y lo que es más importante: son capaces de evocar sentimientos únicos.

Además, aunque el instrumento sea originario de la isla esmeralda, Galicia e Irlanda son naciones hermanas, unidas por los pueblos celtas que las habitaron. Por ello, no es de extrañar que el sonido del Irish fiddle se vincule también con la música gallega, en este caso, a través del violín folk.

El sonido del Irish fiddle te espera en A Píntega Marela

Jotas, jigas o muñeiras, bailes tan vinculados a la música tradicional gallega admiten la música generada por un Irish fiddle. Precisamente, esto es lo que hacemos en las clases de violín folk de A Píntega Marela, cuyos horarios te invitamos a que consultes.

La trascendencia del sonido del Irish fiddle transporta, inevitablemente, a los verdes y frondosos espacios naturales de Irlanda y Galicia, además de evocar sentimientos tan puros y universales como la libertad y el amor por la naturaleza.

En definitiva, al tocar el Irish fiddle te sentirás parte de un  inmenso patrimonio cultural capaz de traspasar y borrar las fronteras. ¿A qué esperas para apuntarte a nuestras clases?

Deja un comentario

Copyright © 2017 A Píntega Marela. Todos los derechos reservados. Hecho con  por dilemma

error: Content is protected !!